Musaka de pollo

No votes yet.
Please wait...
Tiempo de preparación
30 mins
Tiempo de cocción
40 mins
Dificultad
Moderado
Raciones
4 personas
Tipo de comida
Almuerzo
Posteado por
Posteado en
600 gr
Pechuga de pollo
1 Unidad
Berenjena
500 ml
Salsa bechamel
Musaka de pollo

La Musaka original, es un plato de origen griego que combina perfectamente carne y verduras obteniendo un plato similar a una fantástica lasaña pero que desde el primer bocado te das cuenta de lo diferentes que son estos dos platos.

En este caso, he hecho una variación cambiando la carne de cordero o ternera por carne de pollo que es mucho más ligera y también tendremos unos resultados fantásticos.

  1. Pasamos las rodajas de berenjena por abundante agua fría para eliminar la sal y las secamos con papel de cocina.
  2. Este paso podemos hacerlo de dos maneras, friendo o horneando las rodajas, en mi experiencia, cuando las fries, estas absorben gran cantidad de aceite para compensar el agua que pierden y como resultado queda bastante grasiento, por lo que recomiendo ponerlas en la bandeja del horno untadas en una fina capa de aceite y cocinarlas a media temperatura hasta que hayan perdido su grosor y estén más o menos doradas. Unos 15min.
  3. Trituramos la pechuga de pollo a cuchillo o con picadora y le ponemos pimienta
  4. Escaldamos los tomates y una vez sin piel los cortamos la mitad en en dados y la otra mitad en lonchas.
  5. Picamos la cebolla y los dientes de ajo en trozos pequeños, lo rehogamos en una sartén. A continuación añadimos la carne picada y cocinamos a fuego medio.
  6. Cuando la carne esté cocinada, ponemos el tomate troceado, un chorrito de vino blanco y dejamos que reduzca. (Aprox unos 15min)
  7. A parte, preparamos la bechamel y precalentamos el horno a unos 200º, cuando la salsa haya perdido el agua del tomate y el vino, ya podemos montar.
  8. Engrasamos una fuente apta para horno con aceite (si has freído la berenjena, se puede utilizar el sobrante), y ponemos una capa de berenjena, una de tomate en lochas y una de la salsa que hemos preparado. Así hasta que hayamos conseguido al menos un par de capas de berenjena. Por último ponemos la bechamel, el queso y gratinamos. En mi caso escogí un queso de oveja que por su fuerte sabor compensa la suavidad del poyo y le da un toque muy agradable, pero a gustos...

No hay comentarios todavía, ¡sé el primero!

Debes de estar logueado para añadir un comentario.